jueves, 9 de octubre de 2014

Fiebre Hemorrágica del Ébola o Virus del Ébola; Preocupación mundial por riesgo de proliferación.



Fiebre hemorrágica del Ébola

Es una enfermedad grave y a menudo mortal que puede ocurrir en humanos y en primates (por ejemplo, monos, gorilas).

La fiebre hemorrágica del Ébola ha sido noticia a nivel mundial debido a su potencial destructivo.

El virus del Ébola causa fiebre hemorrágica viral, la cual se refiere a un grupo de virus que afectan a múltiples sistemas de órganos en el cuerpo y con frecuencia se acompañan de sangrado. 

Los primeros síntomas incluyen la aparición repentina de fiebre, debilidad, dolor muscular, dolores de cabeza y dolor de garganta. Más tarde progresan a vómitos, diarrea, alteración de la función renal y hepática y sangrado a veces interno y externo. 

El virus se propaga a través del contacto con los órganos y fluidos corporales tales como sangre, saliva, orina y otras secreciones de las personas infectadas. Esta enfermedad infecciosa es muy grave, y afecta tanto a seres humanos como otras especies de mamíferos.


Causas

La fiebre hemorrágica del Ébola (fiebre del Ébola) es causada por un virus que pertenece a la familia llamada Filoviridae, del cual los científicos han identificado cinco tipos. Se ha informado de varios tipos de virus que causan la enfermedad en humanos: virus del Ébola-Zaire; virus del Ébola-Sudán, virus del Ébola-Costa de Marfil y el virus del Ébola-Bundibugyo; virus de Marburgo. La enfermedad en humanos ha estado limitada hasta ahora a partes de África. El tipo de virus Ébola-Reston recientemente se ha encontrado en las Filipinas.

La enfermedad se puede transmitir a los humanos a partir de animales y materiales infectados. El Ébola también se puede propagar entre humanos por el contacto cercano con fluidos corporales infectados o a través de agujas infectadas en el hospital.


Síntomas

Durante el período de incubación, que puede durar alrededor de una semana (rara vez hasta dos semanas) después de la infección, los síntomas abarcan:
  • Artritis
  • Dolor de espalda (lumbago)
  • Escalofríos
  • Diarrea
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Malestar
  • Náuseas
  • Dolor de garganta
  • Vómitos

Los síntomas tardíos abarcan:
  • Sangrado por ojos, nariz y oídos
  • Sangrado por la boca y el recto (sangrado gastrointestinal)
  • Inflamación de los ojos (conjuntivitis)
  • Hinchazón genital (labios y escroto)
  • Aumento de la sensación de dolor en la piel
  • Erupción en todo el cuerpo que a menudo contiene sangre (hemorrágica)
  • Paladar con apariencia roja

Puede haber signos y síntomas de: 
  • Coma
  • Coagulación intravascular diseminada
  • Shock

Tratamiento

Actualmente en España se están tratando los pacientes infectados con suero hiperinmune de donantes que han superado la enfermedad.

No hay una cura conocida. Los medicamentos existentes para combatir virus (antivirales) no funcionan bien contra el virus del Ébola.

El paciente generalmente es hospitalizado y muy probablemente requiera cuidados intensivos. Las medidas de soporte para el shock abarcan medicamentos y líquidos administrados a través de una vena.

Los problemas de sangrado pueden requerir transfusiones de plaquetas o plasma fresco.


Expectativas (pronóstico)

Hasta un 90% de los pacientes muere a causa de esta enfermedad. Los pacientes generalmente mueren por hipotensión arterial (shock) más que por la pérdida de sangre.


Posibles complicaciones

Los sobrevivientes pueden presentar problemas poco comunes como la pérdida de cabello y cambios sensoriales.


Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si usted ha viajado a África (o si sabe que ha estado expuesto a la fiebre del Ébola) y presenta síntomas de esta enfermedad. El diagnóstico y tratamiento oportunos pueden ayudar a mejorar las posibilidades de sobrevivir.


Prevención

Evite las áreas en las cuales hay epidemias. Asimismo, use ropa hospitalaria, guantes y máscara al estar en torno a pacientes enfermos. Estas precauciones disminuirán enormemente el riesgo de transmisión.


Nombres alternativos

Infección por el virus del Ébola; Fiebre viral hemorrágica.


En 2014 surgió el mayor brote de la historia de la cepa ébola-zaire. Y también el mayor brote de ébola hasta entonces, afectando inicialmente a Guinea-Conakry y expandiéndose posteriormente a Sierra Leona, Liberia y Nigeria.

El 8 de agosto de 2014, la OMS decretó la situación como "emergencia pública sanitaria internacional" y recomendó medidas para detener su transmisión en medio de la expectante preocupación mundial ante el riesgo de pandemia global. Entre ellas, pedía a los países donde se habían detectado afectados que declarasen emergencia nacional y hacía una llamada a la solidaridad internacional.

La declaración se producía al rondar la cifra de 1000 fallecidos por la epidemia que amenazaba con seguirse extendiendo tras fallar los mecanismos de contención iniciales. Los primeros afectados transportados oficialmente a Estados Unidos durante el brote, fueron llevados a Atlanta para ser tratados con ZMapp, un suero experimental procedente de Ginebra que había dado resultados positivos con simios. El día 9 de ese mes se confirmaba que España había recibido dicho fármaco.

El 7 de octubre de 2014 se declara en el Hospital Carlos III de Madrid (España) el primer caso de contagio de Ébola fuera de África. El sindicato de funcionarios CSI-F, que afirma haber advertido con anterioridad que "el Hospital no disponía de infraestructuras para abordar un virus de esta magnitud, y achaca el contagio de la auxiliar de enfermería a "al desmantelamiento del hospital Carlos III de Madrid, a los recortes en el presupuesto sanitario, a la falta de medios y formación a los trabajadores sanitarios para tratar esta enfermedad y a que el protocolo no ha funcionado adecuadamente".

El caso de Ébola en Madrid por contagio de una enfermera auxiliar que se dedicaba a la atención de un segundo enfermo de Ébola traído desde África que terminó falleciendo, es el primero en diagnosticarse, contraído fuera de África. Su marido, quien mantuvo mayor contacto con dicha enfermera auxiliar, presenta serología negativa por el momento, pero las autoridades ante el riesgo determinaron sacrificar al perro de la familia llamado Excálibur sin siquiera hacerle un estudio serológico. El dueño no autorizó dicha eutanasia.

Este tema en particular es de potencial importancia para estudios y seguimientos de la enfermedad en animales domésticos, en este caso con un perro, para determinar si efectivamente estos animales representan un foco de infección en las epidemias del Ébola, ya que las aldeas africanas afectadas están con sobre población de los mismos, tanto domésticos como asilvestrados.


Fuente: MedLinePlus.com, información ébola en España.



Aviso


La información que usted encontrará en este artículo tiene fines informativos y educativos. No pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o trastorno en su salud. 

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico.

Las indicaciones de los productos son exclusivamente para ser valoradas por especialistas competentes y facilitar la prescripción de los mismos. Sí Ud. no es un profesional consulte siempre a su médico o especialista.

Para mas información acerca de nuestro producto, puede hacerlo a través de nuestra página web http://www.laboratoriosnale.com/contactar.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por suscribirte y comentar en nuestro blog.